Sí, amigos. Es él, el analista más famoso del mundo del videojuego. El único e inconfundible Michael Pachter vuelve a soltar perlitas por esa boquita que Dios le ha dado y esta vez se moja con una predicción acerca de la llamada (provisionalmente, espero) Xbox 720 sobre la cual ha señalado que, en su opinión, esta no verá la luz hasta la primavera de 2014.

Según Pachter, para Microsoft tendría más sentido lanzar la consola en primavera de 2014 y evitar así la temporada de compras de finales de 2013 por completo. En Xbox 360 Magazine el analista apuesta por esta fecha y da las razones de su convencimiento:

Si yo fuera un hombre de apuestas (y lo soy), diría que un lanzamiento en la primavera del 2014 tiene mucho más sentido, puesto que así los jugadores tradicionales de Xbox evitarían a las madres comprando regalos en navidad, aparte de que es probable que en la compañía no logren vender más de unas pocas millones de unidades si deciden lanzar la nueva consola a finales de 2013.

Además, Patcher cree que Microsoft llevará mucho más lejos la interacción entre dispositivos y aplicaciones de entretenimiento con su próxima consola:

Está muy claro para mí que Microsoft intentará que la futura Xbox 720 funcione como televisión por cable, dejando que proveedores de servicios de pago transmitan en línea a través de la consola, con el SmartGlass funcionando como control remoto y usando Windows 8 para dividir las transmisiones en diferentes canales dentro de un mismo hogar.

Dejando de lado los vaticinios de este señor y otros rumores que circulan diariamente por la red acerca de especificaciones técnicas y demás, personalmente yo también creo que principios de 2014 es una buena fecha para que se ponga a la venta la nueva consola de Microsoft ya que a Xbox 360 todavía le queda algo de vida para ser disfrutada. Pero sobre todo, que le cambien ya ese horrible nombre, por favor. Xbox 720 es un nombre muy ridículo que sirve únicamente como nombre en clave provisional y espero que los de Redmond escojan pronto un nombre adecuado que esté a la altura de la que podría la consola de videojuegos definitiva.

¿2013? Parece que la next-gen tendrá que esperar un poco más en Microsoft, según Pachter.