Qué tiempos los de los primeros años 80. Aquellas primeras ediciones de videojuegos, plenamente españolas, fruto de la aparición de las primeras editoras y distribuidoras de nuestro país. Los estuches de ZafiChip, Serma, Dro Soft, Erbe y tantas otras, comenzaron su andadura al rebufo del gran boom de los ordenadores personales. Como toda industria incipiente, en España aparecieron ediciones y juegos patrios auténticamente delictivos, tanto por diseño como por contenido.

Por ejemplo, este juego que apareció en 1984, EL GOLPE, es ni más ni menos lo que parece: recrea nada menos que el 23F controlando a Tejero mientras se infiltra en el Congreso y atrapa a diferentes políticos como Santiago Carrillo o Felipe González. Un producto de calidad ínfima y notable mal gusto, sólo posible en una época de inmadurez e ingenuidad en lo tocante a videojuegos. Más allá de eso, sin duda podemos echarnos unas risas ante la inmensa cutrez de ese Tejero-Pacman que rubrica uno de los momentos estelares del software patrio. “Desprovisto de toda intencionalidad política” o “Divertido y fácil” eran las perlas que adornaban la publicidad del juego. Todo el mundo al suelo ahora mismo, jó qué frase más divertida, es que me des-orino.

Las ediciones físicas y su diseño alcanzaban unas dosis importantes de falta de diseño y respeto a las carátulas originales. Por ejemplo, los magníficos estuches de Ultimate se ven reducidos a “esto”.

En superficie real, la ilustración vemos que ocupa aproximadamente dos centímetros cuadrados y sólo es apreciable con lupa, mientras el espantoso logo de Investrónica sextuplica el tamaño del logo de Ultimate, que no deja de ser una insignificante compañía inglesa. Probablemente editaron el juego y ni siquiera se molestaron en probarlo, así era aquella época.

Pero la ingenuidad alcanza sus cotas más divertidas en las instrucciones. Para empezar, el nivel de los traductores hoy día es habitualmente bajo, así que imaginaos en plenos años 80. Y tenían que traducir historias absurdas sobre juegos cuando la mayoría de ellos no sabría ni lo que es un ordenador personal. Uno de mis entretenimientos es curiosear mis juegos originales y, si la edición es española, leerme las instrucciones y echarme unas buenas risas con ciertas traducciones dignas de las que a veces leemos en productos chinos falsificados.

Y no siempre es demérito del traductor sino que los propios redactores de las instrucciones originales pergeñaban tales gilipolleces que la mezcla podía ser explosiva.

KNIGHT RIDER, una mierda de juego adaptando el famoso “coche fantástico”, resume así el objetivo del juego: “El coordinador de Michael, Deven, ha descubierto que un grupo de terroristas internacionales está intentando alterar la paz entre el Este y el Occidente. Inclyuoso (¿?) es posible que por razones que sólo conocen ellos, estén intentando provocar la III Guerra Mundial. Deven ha dicho a KKIGHT RIDER (¿?) que descubra el plan y lo paralice… ¡pero nadie sabe exactamente cuál es ese plan!” Pues claro, si tiene que descubrir el plan será que no se conoce, joder. Y esos terroristas en plan “y vete a saber ánde andarán y qué estarán haciendo”… Ahí no acaba la cosa. Las instrucciones nos da valiosas aclaraciones como “Se ve una panorámica tridimensional desde el volante. El coche irá más despacio cuando sube una cuesta. y más rápido cuando baja.” O “Cada historia tiene un tope de tiempo, que no sabe ni el propio K. I. T. T.”, así que si no lo sabe ni él, vamos listos.

En el fantástico UCHI MATA (judo de mierda en tu Spectrum) se nos hacen precisiones muy interesantes sobre la mecánica, potenciados por la traducción. “IPPON. – Es el tiro libre perfecto, que vale 10 puntos.”. ¿No estamos mezclando deportes? …”Si te están tirando ya, intenta girar el joystick. Puede ser que desvíes el tiro y aterrices de pie, con lo que tu atacante no puntúa.” ¿Comorl? O sea que mientras me disparan, puedo desviar la bala si cojo el joystick y lo pongo del revés en la mesa, y… Bueno, no me extraña que el programa fuese injugable. Un judo raro, raro, raro.

BRUCE LEE es el juego de 8 bits con enemigos más extraños del mundo. “Durante la búsqueda del brujo, serás atacado por los Ninjas, blandiendo sus porras.” Ostras, era un juego de serie B, no tenían armas ninja decentes tipo Sais o katanas, y les dieron porras de guardia urbano. O eso o es una alusión erótica y los ninjas querían hacer otra cosa con Bruce. Pero ahí no acaban las amenazas: “Deberás evitar las cargas eléctricas que pasan a través de los resquícios de las repisas y los rayos que surgen del suelo, e intentar explosionar los t’sung-lin (arbustos) que aparecen donde menos te lo esperas.” Cuidadín cuidadín con los relámpagos en los resquicios y con los arbustos explosivos. Y con los tulipanes nucleares, y ojo con las lechugas antipersona.

Hay juegos que si son demasiado complejos como SENTINEL, las instrucciones pueden clarificarnos qué hacer. “El objeto del juego es absorber al “Sentinel” y sustituirlo como regidor del panorama. Una vez logrado, el jugador puede superespaciar a un nuevo mundo y tratar de lograrlo de nuevo.” Pues eso, oye, que si quieres empleo como regidor, pues te buscas un panorama y hala, a superespaciar como loco. “Para moverse alrededor del panorama se debe crear un robot y entonces, con las miras on, encendidas, pusese la tecla de transferencia.” Pues pusese la tecla y transfiérase alegremente a Bankia o la CAM, si es que el panorama está claro y tiene las miras mínimas.

Luego hay instrucciones que, sencillamente, no se entienden. Nada. Traducciones sin sentido. NOSFERATU nos regala estas frases: “Como Lucy, solo puedes destruir al vampiro. Jonathan y van Helsing no conocen tu destino y con los mejores intereses de corazón, tratarán de mantenerte alejado de Nosferatu.” ¿Jarl? “Recuerda, si Nosferatu tiene todavía las escrituras de la casa, tendrá una base segura para operar para su caza de sangre.” ¿Pero lo de operar es porque es cirujano? “No debe haber negligencia en su labor, en el estado mental de Renfield podría imposibilitar su labor.” ¿Ein?

Y las hay concisas, claro. Las de XADOM son: ”INSTRUCCIONES – Las instrucciones de funcionamiento están dentro del programa.” ¡Ja! ¡Que te las voy a repetir yo! No me pagan para eso, amigo. O las de LA PULGA: “Tienes que ayudar a salir a Bugaboo del fondo de la cueva donde ha caido. Ten cuidado con el monstruo alado que habita en la cueva.” Fin, ya está, allá te las compongas. Hala. Tú mismo.

Os animamos a que cojáis vuestro catálogo de juegos retro, busquéis esas fantásticas erratas, diseños o traducciones y que las compartáis con nosotros. Es una lástima que ahora la gente traduzca tan condenadamente bien, ya no existe la diversión sin fin de los 80.