Nintendo quiso adelantarse a la conferencia del próximo martes, con motivo del E3 2012, con un pequeño avance de apenas media hora en el que un rígido Satoru Iwata presentaba las claves de su nueva consola de sobremesa: Wii U. Dejando claro que no veríamos ningún juego en movimiento más allá de lo que vimos el pasado año (ese será el plato fuerte del martes), Iwata mostró el nuevo GamePad de Wii U, que resulta ser incluso más grande que el prototipo presentado en 2011. Al igual que ya ocurriera con Wii, el mando es en gran parte el protagonista de esta nueva plataforma, aunque no por el dispositivo en sí sino por la interacción social que Nintendo quiere promover con él.

Sí señores, Nintendo descubre el poder de la conexión social entre jugadores con un par de años de retraso y decide venderlo como una nueva revolución. Iwata mostró un servicio asemejado a un chat/foro/Twitter que, con el nombre de ‘MiiVerse’, permite en cualquier momento contactar con otros jugadores, ya sea para pedir ayuda si nos atascamos en un nivel o para hablar mediante vídeo conferencia usando la cámara frontal del GamePad. Lo dicho, nada que no hayamos visto anteriormente. La única novedad, eso sí, es la posibilidad de que otros vean nuestra partida (incluso si es para un sólo jugador) y comenten según avanzamos. Como ejemplo tenemos el Super Mario Bros. mostrado (aún sin nombre) y que podéis ver en la imagen que encabeza el texto. Este MiiVerse también parece contar con aplicaciones para smartphones, de acuerdo a lo visto en el vídeo, si bien no se especificó en que sistemas estaría disponible.

También pudimos ver la interfaz de la consola, bastante limpia y cómoda a la vista, además de aparentemente intuitiva. Eso sí, siquiera la pantalla de inicio se libra de la presencia de los Miis, que nos mostrarán cuantos gamers, conocidos o no, están jugando a este o aquel juego. En esta pantalla vimos iconos de títulos como Zelda, Mario, Metroid o Donkey Kong, aunque Iwata no confirmó ni mucho menos que los títulos mostrados vayan a estar presentes en la conferencia del martes, siquiera que estén en desarrollo.

Iwata insistió asimismo en la posibilidad de jugar directamente en la pantalla del GamePad en caso de que la televisión esté ocupada, algo que también vimos en el pasado E3. También apuntó que todos los periféricos de Wii, especialmente el wiimote, servirían para Wii U, aunque no quedó claro si el mando de la antecesora se venderá junto con la nuevo máquina, puesto que da la impresión de que más de un juego requerirá de dicho mando. Una de las escasas novedades fue la presentación de una versión mejorada del mando clásico de Wii: el Wii U Pro Controller, un pad con un diseño trabajado y estéticamente muy atractivo que a más de uno nos gustaría fuese el verdadero mando de la consola.

Si queréis “disfrutar” de la presentación al completo, podéis hacerlo en este vídeo: