Diablo III

Durante este fin de semana, algunos de los jugadores que querían aprovechar el tiempo libre para continuar con su partida de Diablo III pueden haberse topado con la desagradable sorpresa de encontrar con que alguien había tomado control de su cuenta y se había apoderado de sus objetos valiosos.

Aunque no se tienen cifras exactas de la cantidad de cuentas afectadas, una búsqueda rápida en foros denota un alto número de quejas al respecto. Búsquedas en Twitter dan otro considerable número de afectados y de gente que teme ser la siguiente.

Blizzard ha declarado que estas cosas son normales en la salida de un juego, y aseguran estar haciendo todo lo posible por ayudar a los jugadores afectados (que pueden haber encontrado a sus personajes en un estado de ruina total, sin objetos ni dinero) a recuperarse del ataque.

Poco después, la compañía afirmaba que los servidores del juego en si no han sido atacados con algún tipo de virus o ataque mediante SQL, como se rumoreaba inicialmente, si no que todas las cuentas robadas han sido accedidas manualmente mediante un logeo normal. También añaden que al parecer todas las cuentas afectadas eran de jugadores que no usaban el “Autentificador”,  un objeto para el juego que aumenta la seguridad, obligando al jugador a introducir un código si entra en el juego desde una localización diferente a la anterior y siguiendo el rastro de cada sesión.

Una de las cuentas afectadas ha sido la de Chris Donlan, redactor de Eurogamer.net. El editor Oli Welsh pudo realizar esta captura de pantalla de una conversación con la persona detrás de la cuenta, quien se hace llamar “Anna” y que afirma haber “comprado” la cuenta de Donlan.