La semana pasada Yoshinori Ono estuvo en Madrid para presentar su próximo título, Street Fighter x Tekken, que es la propuesta de Capcom para el crossover de estas dos sagas de lucha míticas. Harada y Ono dirigiendo sus propios equipos, cada uno abordándolo de una forma diferente. Para Ono el objetivo es hacer esta reunión como una fiesta, como un “festival” japonés. Por eso el juego tiene unos gráficos tan vistosos y coloridos, con muchos detalles, con guiños al jugador, con humor. El resultado es un juego de lucha muy divertido. Aunque para diversión la que nos tenía preparados Ono son sus habituales chistes que amenizan hasta la presentación más insulsa.

Ono centro la presentación en tres aspectos claves. El primero de ellos era hacer el juego accesible para la mayoría de jugadores. ¡Menuda papeleta! Hacer accesible un juego de lucha 1 vs 1 es como intentar la cuadratura del círculo. Para hacerlo más accesible para empezar han elegido a los personajes más famosos de las dos sagas e incluso han implementado un sistema de cuatro botones a lo Tekken, más fácil y accesible. También han implementado otra serie de ayudas, como por ejemplo, el uso de algunas gemas pero de eso hablaremos más adelante. En fin, buenas decisiones que pueden conseguir lo aparentemente imposible.

El segundo punto es hacerlo más atractivo a los jugadores expertos, algo que, a priori, choca con el primer punto pero que a medida que habló Ono nos convenció definitivamente. Porque este señor japonés, bajito y con cara extraña sabe de lo que habla (o eso parece). Ono señaló que este era un juego hecho para consolas directamente, no es un port de recreativa, por tanto, la experiencia de juego puede ser más profunda, para partidas más largas. En parte por eso se ha optado por ese sistema de combates de dos equipos de dos. Podemos intercambiar en cualquier momento el luchador o hacerlo mediante un combo. El combate acaba cuando uno de los luchadores se queda sin vida, así que hay que tener cuidado para cambiar al personaje cuando estemos quedándonos sin vida. Incluso hay una técnica que permite a los dos luchadores atacar a la vez, uno de los luchadores controlado por la IA.

El modo Pandora es otra novedad, que no ha sido muy bien aceptada por los fans de los juegos de lucha cuando se anunció. ¿En qué consiste el modo Pandora? Es un último recurso en un combate, cuando estás al 25% de vida sacrificas a un personaje y con el otro en modo Pandora tienes que intentar acabar con el enemigo en 10 segundos o pierdes. Cuando estas en ese estado, obviamente eres más poderoso y es como un último recurso, una buena opción para dar emoción al final del combate.

El tercer aspecto del que nos hablo Ono es el sistema de Gemas, el aspecto más criticado por los jugadores de lucha. Se ve que estamos hablando de un grupo muy abierto a los cambios. El sistema de Gemas nos permite configurar a nuestro personaje a nuestro gusto. Es primordial para entender Street Fighter x Tekken. Hay gemas de todo tipo, incluso algunas que ayudan a los jugadores no habituados a este tipo de juegos. En todo caso, las gemas no son una ventaja contra los rivales, es más una forma de personalizar. Cada gema tiene su ventaja y su inconveniente. Se ha intentado balancear lo máximo posible para que la experiencia sea atractiva aunque, como siempre, faltan los jugadores más avanzados que son los que darán el visto bueno, o no, cuando puedan jugar en profundidad al título de Capcom.

Por último, y dejando los tres puntos que subrayó Ono, está el modo Scramble, que son combates de dos contra dos simultáneo. Es decir, coger cuatro mandos, cuatro jugadores y peleas en grupos de dos. Esto de convertir un juego de lucha 1 vs 1 en uno 2 vs 2, es extraño. Este tipo de enfrentamientos no pude probarlos pero viendo jugar parecía tan divertido como caótico. Ono nos pidió que no lo comparáramos con Super Smash Bros. así que yo no lo compararé con la saga de lucha de Nintendo… Es cierto, aquí no es un todos contra todos, además la barra de vida está compartida con tu compañero de equipo, así que cuidado con recibir más de la cuenta.

Como jugador suelo jugar a todo tipo de juego y género, excepto uno, hay uno que lo tengo casi betado, me refiero a los juegos de lucha 1 vs 1. Pero después de haber probado Street Fighter x Tekken y haber escuchado a Ono quizás sea un buen momento para replantearme mis experiencias con el género. Es cierto que probándolo lo que más hice fue machacar los botones de forma aleatoria pero en el proceso aprendí hasta algún ataque diferente, algún pequeño combo. Incluso intenté aprender para que valían esos seis botones que a mí me parecían una locura de variedad (“¿para dar hostias se necesita tanto?”). El caso que no sé si por los gráficos coloridos, fluídos y tan bonitos o por los combates frenéticos, el juego me gustó mucho, me divertí como un niño.

Street Fighter x Tekken es un verdadero espectáculo y es divertido. Además Ono tiene la encomiable intención de hacer avanzar el género, con el sistema de las gemas. Algunos ya lo han condenado pero habrá que probarlo en profundidad antes para hacerlo, ¿no? A mí como persona ajena total al género solo puedo decir una cosa: Street Fighter x Tekken me ha convencido, me ha divertido y me ha hecho reír. ¿Qué más se puede pedir?