El año está a punto de llegar a su fin y Microsoft ha establecido una nueva ley en su política que afecta a los Avatares de Xbox Live de todos los usuarios del mundo. Esta ley indica que a partir del 1 de enero todos los objetos que estén relacionados con armas de fuego dejarán de existir para siempre y nadie más las podrá adquirir. Epic Games ha declarado que, por ejemplo, desaparecerán el Lancer y el Hammerburst de Gears of War.

La buena noticia es que todos aquellos que hayáis comprado anteriormente un arma para vuestros Avatares las conservaréis y la podréis seguir utilizando siempre que queráis. No obstante, si nunca os habéis animado a adquirir uno de estos objetos más vale que os deis prisa, dado que dentro de tres días no volveréis a tener esta oportunidad nunca más.