Vox Populi, Vox Dei es un juego indie flash hecho en solitario por Pablo Weremczuk. Su obra quizás no es muy conocida, pero por allá 2009 tuvo un buen surtido de opiniones más que excelentes. Esta recomendado además en el libro de Indiegames, que un servidor pronto comprará, como uno de los 250 juegos indies que hay que jugar si o si. Y realmente su planteamiento y contexto de nuestras acciones se basa mucho en el significado de su nombre, que vendría a traducirse como Voz del pueblo, Voz de dios. Y eso actualmente tiene mucho más sentido del que debería.

En el juego no hay demasiados elementos que destacan visualmente, y tampoco de forma sonora que casi brilla por su ausencia. Todo es muy sencillo, algo que denota su carácter indie desde el primer momento. No es algo ajeno a este tipo de juegos, pero como siempre queda relegado a un segundo plano, y se convierte en el estilo del creador. Quizás es así para centrarse mejor en el impacto de algunos elementos del juego, como la sangre que abunda en cantidades industriales.

Aquí la historia nos narra un futuro alternativo dominado por los lobos transformados, una sociedad medianamente estable centrada en ellos. Claro que tampoco se nos deja claro como se llego a todo eso, hay que jugar para ir enterándose un poco de algo. Por cierto que a modo de guiño el juego comienza con el tópico de busca a la princesa, digo a la novia. Así que nuestro protagonista, el cual no deja claro si es un hombre lobo sin convertir, va a ir a rescatarla sea como sea.

Usando un poco de plataformas y algo de infiltración nos metemos de lleno en la parte jugable. Aunque prima la idea violenta en todo lo que vemos y hacemos, ya que el protagonista esta muy cabreado. Y como si fueran fatalities va por ahí desollando a los lobos y convirtiéndolos en regueros de sangre, de una forma muy explícita. Realmente es un animal o algo por estilo, un no convertido o algo así. Va a saltos usando todas las extremidades, y tiene una fuerza descomunal.

Hay algunas características que son bastante acertadas, y es que hay pequeños tramos con algún script más típico de juegos de la era cinemática. Cosas como tirarse desde un edificio y reventar a un lobo contra un coche al caer, son bastante frescas para este tipo de juegos. Lo demás si es clásico, habitación tras habitación para ir avanzando, con algún puzzle entre medias mientras nos camuflamos o nos cargamos a todos los lobos.

Por lo demás el juego es bastante corto, en apenas un par de minutos lo habréis acabado. El creador del juego desarrollo el juego teniendo en mente el formato episodico, pero han pasado varios años y de la segunda entrega solo hay un boceto. Quien sabe al final acaba saliendo, siempre es duro crear un videojuego en solitario, más de lo que parece.

Recomiendo echarle un vistazo, es bastante único en su propuesta y realmente se deja jugar bastante bien. Y poco más que añadir, con esto terminamos el Sábado Indie de esta semana. Ya nos veremos la siguiente con otro juego destacado o peculiar del que hablar.

Vox Populi, Vox Dei | Jugar |