La enésima entrega de popular manga Dragon Ball está a la vuelta de la esquina y ya ha entrado en fase de producción para las plataformas PlayStation 3 y Xbox 360. No habrá que esperar más allá del **28 de octubre** para disfrutar la revisión del juego basado en el popular manga de los ochenta.

Temerosos de crear una fórmula revolucionaria, los creadores del juego no desean romper con el pasado y arriesgarse a crear un producto netamente nuevo. Es más, desde Spike -desarrolladora de los últimas entregas- hacen gala de **los mismos ingredientes que le han hecho popular y repetitiva** a fuerza de conservar todos y cada uno de los elementos que distinguen a esta saga de otros videojuegos de lucha. Simplemente, le han puesto un nuevo aliño.

Por ejemplo, el modo historia. Basado en los acontecimientos de la serie televisiva, como viene siendo costumbre desde Budokai Tenkaichi, únicamente ha sufrido sutil cambio: en vez de desbloquearse ciertas misiones, ahora iremos volando por el mundo afrontando distintas batallas, como en Tenkaichi Tag Team, de PSP.

Este planteamiento se puede volver un poco más variado con la inclusión de un detalle del que siempre ha adolecido la saga de Dragon Ball: un completo editor de personajes. Pudiendo crear desde cero nuestro propio súper guerrero o súper namequiano, el título gana horas de vida, además de cierto carisma y gracia al poder emplear estos personajes tanto en el modo historia como en los **enfrentamientos online**.

Por supuesto, la evolución tanto de los nuevos luchadores como de los originales seguirá dependiendo de los objetos que desbloqueemos en las batallas. Así, el juego gana profundidad y se acerca a un nivel de personalización que va más allá incluso que juegos como Soul Calibur pues aquí también **podremos asignar ataques a nuestra creación**. Ahora, que Picolo realice el “Disco infernal” de Krilin seguirá siendo una vergüenza siempre, al igual que Pam realice una “Onda vital x10”, pero la máquina nos dejará configurarlo de tal modo. Algo más de miga sacaremos al juego.

Hablando de pan, Spike también se ha propuesto desmigar la saga al in incluyendo con cuenta gotas nuevos personajes o transformaciones. Ultimate Tenkaichi se caracteriza, por ejemplo, en ahondar más en la serie de **Dragon Ball GT**, por lo que hemos podido ver hasta ahora. El combate final de la serie entre Baby en fase mono y Goku en cuarta aparece emulado en un tráiler de Ultimate Tenkaichi, donde ahora sí parece el juego hacer justicia a las plataformas de nueva generación. El inmenso poderío de tales guerreros se ve reflejado en **renovadas y suaves animaciones**, además de en los pulidos gráficos que ponen a la altura, gráficamente hablando, a la saga que fue Tenkaichi años atrás haciéndonos olvidar entregas como Raging Blast.

Con todo, podríamos decir que Ultima Tenkaichi **crece en cuerpo** -al incluir más personajes, nuevos escenarios y modos, mejores gráficos y animaciones-, **pero no es espíritu** -pues es la revisión y ampliación del mismo concepto que venimos viendo desde PS2 -.