El principal responsable del equipo desarrollador indie Mojang y creador del popular Minecraft, el sueco Notch, ha anunciado en su cuenta de twitter que han logrado vencer en la batalla legal que mantenían con Bethesda por el nombre Scrolls. Al menos de momento.

La sentencia provisional, que podría ser recurrida, no considera que el nuevo juego de Mojang pueda ser confundido con la saga The Elder Scrolls y, por tanto, permite que el proyecto siga bajo esa denominación.

Con todo, Notch ha comentado que espera poder echar la partida a Quake III que en su día propuso a sus ‘rivales’ como solución previa a recurrir al juzgado.