En la Gamefest de la semana pasada además de probar algunos juegos también se presentaron títulos que tienen fecha prevista para el año que viene. Este es el caso de Koch Media que nos enseñó Hitman Absolution y Tomb Raider. Dos nuevas propuestas de dos sagas antiguas que pretenden volver a brillar.

Tomb Raider se reinventa con este nuevo título de la saga, algo muy positivo viendo como se había estancado con las últimas entregas. Para empezar nos olvidamos de esa mujer aventurera, seductora y de armas tomar; ahora la protagonista es una Lara mucho más joven. Una chiquilla que tiene que aprender a sobrevivir en una isla cerca de Japón después de un naufragio. En la presentación se nos enseñó el principio del juego en donde aparecemos secuestrados y nuestro primer objetivo será escapar.

Ya en estos primeros minutos se aprecia que el cambio de registro es importante. Lara no es tan fuerte ni tiene tantas armas a su disposición pero sí cuenta con su astucia para aprovechar el entorno a su favor. El fuego será uno de nuestros aliados y lo tendremos que usar en los primeros puzzles. Por cierto, podremos usar el “instinto” que será una especie de ayuda que destacará los puntos importantes de interacción para facilitar las cosas al jugador. En los escenarios más abiertos para avanzar y para llegar a los objetivos hay mayor libertad que en los anteriores Tomb Raider. Podemos llegar al mismo sitio desde varios puntos. El plataformeo se parece mucho a Assassin’s Creed, al menos, en la libertad que nos ofrece. Parece que Crystal Dynamics va por buen camino con esta entrega.

La ambientación también es muy diferente, oscura y claustrofóbica. La naturaleza no es un lugar exótico para hacer turismo, es más bien una naturaleza hostil. Empezamos en una caverna herida, todo se muestra con enorme crudeza. Hay escenas espectaculares con quick time event pero no parece que vayan a ser excesivas. Visualmente además de la ambientación hay que destacar los efectos de luz, de fuego y agua.

Por otro lado está Hitman Absolution que no se separa demasiado de lo que nos tiene acostumbrado. El sigilo sigue siendo uno de los protagonistas. Aunque ahora parece todo más sencillo y buscando las escenas peliculeras. En las partes de sigilo podremos atacar a los personajes por detrás con cualquier objeto, usar el entorno en nuestro favor o usar el “instinto” una habilidad que permite saber donde están los enemigos y hacia donde se dirigen. Esto último facilita mucho las cosas, quizás demasiado. Otros recursos a nuestra disposición es tomar rehenes o vestirnos de policia para pasar desapercibido.

Tecnológicamente funciona con el motor gráfico Glacier 2 que da buenos resultados por lo que se pudo ver en la presentación. Los personajes están muy bien modelados pero donde se aprecia mayor calidad es en los efectos lumínicos o las físicas del juego. Todo esto viene aderezado por un diseño artístico variado y atractivo.

Hitman: Absolution y Tomb Raider llegarán a las tiendas en 2012. Serán dos de las apuestas más importantes de Square Enix para el año que viene. Tienen un aspecto prometedor, sobre todo el Tomb Raider así que habrá que estar atentos con ambos juegos.