Algunas veces, por diversas circunstancias, pensamos que un videojuego es forzosamente para niños. Bien sea por su carátula o por su diseño artístico, el caso es que podemos caer en el error de pensar: “Esto es para niños pequeños” y obviar un juego que de haber recibido otro tipo de atención por nuestra parte, estaríamos disfrutando como locos enormemente. Ha pasado miles de veces y seguirá pasando. Y es que, en numerosas ocasiones, a la hora de adquirir un título nuestro primer impulso es dejarnos llevar por las primeras impresiones.

Esto que os comento, seguro que le ha ocurrido a más de uno también con el título que os quiero recomendar hoy, el genial Mini Ninjas. Un título que se enmarca perfectamente en esa lista de juegos que afortunadamente nos proporcionan un descanso entre tanta matanza intergaláctica y tanto zombie/infectado para transportarnos a un divertido y colorista mundo como el de muchas aventuras de antaño.

Hasta hace bien poco, la saturación de juegos cuya temática tiene que ver con marines calvos hiper-musculados portando metralletas del tamaño de un buick ha sido la tónica general en esta generación. Puede que aún lo sea, y no es por hacerme el interesante ya que confieso que yo mismo disfruto muchísimo con esa gran franquicia que es Gears of Wars, con Vanquish y con tantas otras obras de temática “adulta” como Dead Space sin ir más lejos. Pero, a veces (y gracias a juegos como el mencionado Mini Ninjas o Majín & The Forsaken Kingdom, entre otros) podemos tener un respiro en ese sentido y divertirnos con otras propuestas muy diferentes.

Y es que gracias estos simpáticos ninjas, por unos momentos, dejamos de visitar mazmorras mugrientas infectadas de parásitos alienígenas chupasangres a los que la oscuridad da cobijo armados mientras avanzamos escopeta en ristre, para adentrarnos en múltiples y variados escenarios llenos de color y diversión.

Pero eso no significa que en este juego desarrollado por Io-Interactive no haya complicados obstáculos que superar, peligros por doquier, armas afiladas y cientos de “malos malosos” que intentan invadir nuestros hogares y dominarlo todo. Y que para frustrar esos maquiavélicos planes tengamos que liarnos a golpes o a espadazos con cientos de esbirros que vayamos encontrando a lo largo de un increíble viaje. Vamos a conocer un poco más, a estos simpáticos Mini Ninjas

La historia de este entretenido título nos presenta al pequeño Hiro, un joven ninja que posee habilidades extraordinarias y que ha sido entrenado en el milenario arte kuji por el anciano Maestro Ninja. Hiro y sus cinco amigos viven en su aldea ninja, llevando una vida tranquila y placentera. Pero todo cambia cuando el Señor Maligno utiliza las artes oscuras para crear un ejercito de soldados para dominar el mundo. Usando todo su poder, el villano ha convertido a todos los animales del bosque en sus esclavos y bajo sus órdenes están arrasándolo todo. Pero nuestros pequeños amigos, no están dispuestos a que se salga con la suya. Y uno a uno, intentan detenerlo pero son capturados por los soldados. La última esperanza es Hiro, el cual deberá rescatar a sus amigos y además liberar al mundo de la opresión del Señor Maligno.

Empezamos esta aventura controlando a Hiro, el único Ninja que capaz de controlar la magia kuji, un arte milenario con el que poseer el cuerpo de los animales de la naturaleza y detener el tiempo, entre otras sorprendentes habilidades y hechizos. Además, Hiro domina a la perfección su katana así que nos divertiremos zurrando de lo lindo a los soldados del Señor Maligno. A medida que avancemos en el juego y rescatemos a nuestros amigos podremos usarlos como personajes jugables. Son cinco en total, cada uno de ellos bien definido y con sus características de combate especiales, aunque de todos ellos únicamente Hiro posee la habilidad de pescar y lanzar hechizos.

Gameplay del juego

El poder cambiar de Mini Ninja en cada momento, gracias a la rueda de personajes, es uno de los mayores aciertos jugables del juego ya que usando una habilidad concreta, podremos salir airosos de algunos envites. Además, si encontramos los Santuarios Mágicos podremos desbloquear nuevos hechizos que nos harán aún más fuertes. En Mini Ninjas podemos encontrar todo lo habitual en un juego de estas características. Puntos de experiencia, ataques potenciados, jefes finales con muy mala leche, poderes especiales y pociones curativas, entre otras muchas cosas, no faltan en esta mágica aventura.

Gráficamente, es un juego muy bonito, con un estilo visual cercano al de una serie de animación. Atravesaremos diferentes escenarios tales como bosques encantados, montañas nevadas, poblados samurais y valles místicos para evitar que los villanos logren su objetivo. Además viene traducido completamente al castellano, lo cual es siempre de agradecer. La música juega un papel importante también, ya que esas melodías orientales son el complemento perfecto para esta aventura de “acción plataformera” lleno de detalles que hará las delicias tanto de niños como de mayores, y además conseguirá sacarnos la sonrisa en más de una ocasión gracias a sus toques de humor que por fortuna abundan en el juego. Enemigos cobardes que huyen gritando despavoridos cuando nos ven, jefes finales que nos lanzan sus “ventosidades”, pociones de eructos, sombreros gigantes que nos sirven de barca para sortear peligrosos ríos, y así hasta un sinfín de detalles graciosos que podemos encontrar en este título para las plataformas PlayStation 3, Xbox 360, PC, Nintendo Wii y Nintendo DS que, como digo, se aleja bastante de lo que suele haber amontonado en las estanterías de las tiendas especializadas…

Así que si lo ves desamparado en el estante de la tienda donde habitualmente sueles comprar tus videojuegos, te recomiendo que te hagas con él porque además está a buen precio y seguro que pasas unos buenos ratos jugando con estos pequeños guerreros. Gracias a estos simpáticos Mini Ninjas comprobarás que el tamaño no tan importante como parece a la hora de luchar contra tu enemigo. ¿Y qué más da si es un juego con un toque infantil y divertido? ¿Acaso no seguimos siendo todos en el fondo unos niños que simplemente no quieren dejar nunca de divertirse?