Closure es el siguiente juego indie del que os voy a hablar en Gamikia. El juego esta hecho en flash donde es más difícil ver algo verdaderamente interesante. Está creado por dos jóvenes llamados Tyler Glaiel y Jon Schubbe que no tuvieron demasiados medios para desarrollarlo. Lo descubrí justamente cuando el autor lo puso a los ojos de los jugadores, más o menos por estas fechas habrán pasado 2 años. Y desde ese tiempo siempre lo he tenido en gran estima, revisitandolo de vez en cuando porque me sigue pareciendo genial.

El juego ha recibido varios premios individuales y fue nominado al menos a 3 premios IGF. Desde entonces el desarrollo ha sido continuado desde la versión flash gratuita, ya que debido al boca a boca que genero sus creadores vieron que había ganas de más. Este ha ido cambiando de aspecto y refinándose hasta llegar a ser un juego más denso, que esta previsto salir como un juego completo en PC y con vistas a ir a XBLA.

Closure comienza en un mundo enigmático bañado por las sombras, casi diría que es algo tenebroso. En él nos vemos llevando a una chica sin nombre que se vale solamente de una esfera brillante para no perderse en la oscuridad. El entorno reacciona ante la esfera de luz que llevamos y va mostrando el escenario a cada paso nuestro. Se juega con la atmósfera para crear una sensación de vacío y ésta, además, tiene mucho peso en la jugabilidad ya que nos afecta directamente si no estamos en el lugar idóneo.

Nos encontramos con un juego de buscar la salida, con un toque importante de plataformas en casi todos sus 30 niveles. Solamente estamos a salvo en los lugares iluminados y todo lo que está en la oscuridad es como si no existiera. Para explicarlo de forma sencilla, si andamos o pisamos en un lugar que no este iluminado caeremos al vacío. Si llevamos la esfera con nosotros estaremos seguros, o si llegamos a un sitio con una incrustada en una antorcha también.

El juego plantea retos en ese sentido, ya sea teniendo las esferas de forma estática en el suelo o pudiendo moverlas mediante mecanismos por todos lados. Estas esferas reaccionan ante nosotros encendiéndose, y a veces hay que usarlas para conseguir otras esferas más alejadas. Pero en si, siempre nos movemos en la oscuridad, sin poder ver nada más que un pequeño circulo de luz rodeándonos. Todo además esta oculto y hasta que no estemos cerca de una nueva esfera esta no se mostrará resplandeciente e interactiva.

El escenario es adaptable, lo que significa que éste no será fijo sino que dependerá del rango de luz al que lo sometamos. Una columna impenetrable dejara de serlo al acercarnos o dejar una esfera a sus pies, pudiendo subirnos encima. Muchas veces deberemos dejar las esferas en el suelo y movernos en una semi oscuridad, saltando los sitios iluminados que nosotros mismos habremos creado. Otras veces será algo más complejo, teniendo que seguir trayectorias de luz mientras el suelo va desapareciendo al son del movimiento de la esfera.


Habrá también numerosos puzzles, ya sean del tipo de busca la llave para quitar el candado, como ve llevando la luz a las demás antorchas. Esto se usa para enfatizar la sensación de no ser nada ante la oscuridad, y que crea un mayor arco de contorno ante la dualidad de luz y sombra. No es que las situaciones que plantea el juego sean extremadamente complicadas pero a veces te sentirás como un tonto al ver que el juego te engaña tan fácilmente. No faltará momento en que dejes la esfera de luz en un sitio y de alguna forma notes como el creador del juego se ríe de ti.

Por lo demás como todavía no va a lanzarse la versión más completa y revisada, el juego flash sigue estando disponible para jugarlo. Os recomiendo a todos los que no lo conocíais echarle un vistazo en profundidad porque quizás lo veáis pronto en alguna plataforma más importante y así podáis decir que jugasteis sus orígenes.

Closure | Jugar |