El presidente de Nintendo, Satoru Iwata, rebajará su sueldo un 50% tras asumir la culpa por las bajas ventas de 3DS, que forzaron a la compañía a anunciar una fuerte bajada de precio para el próximo 12 de agosto.

Junto a Iwata, que supuestamente gana unos 2 millones de euros al año, otros directivos y ejecutivos de la empresa sufrirán rebajas en sus salarios del 30% y 20% según sus cargos.

Nintendo se encuentra en una delicada situación con su nueva portátil y quieren prepararse para la llegada de PS Vita, que se espera para finales de año y podría poner en aprietos los ingresos de 3DS al no tener la base de consolas vendidas esperada.