Diseñado por Lucasfilm Games en 1990 (antes de llamarse LucasArts), Nigh Shift nos trae un atípico action puzzle game ambientado en la Industrial Might and Logic, una parodia inspirada en lo que en realidad sería Industrial Light and Magic.

Tomando el papel de un obrero u obrera, debemos controlar la producción de figuras de acción en la factoría, comprobando que los juguetes fabricados son en todo momento los correctos y que la maquinaria y la cadena de montaje responde adecuadamente, para así ir ascendiendo y consiguiendo cada vez maquinaria más compleja y potente. Suena sencillo pero creedme cuando os digo que no lo es.

En un principio John Dean y Chris Gibbs concibieron el juego bajo el nombre de Fixit, con un trabajador que trata de mantener una máquina en funcionamiento y trata de evitar que se colapse. Algo que se respetó desde este borrador es la necesidad de alimentar energéticamente a la máquina mediante una bicicleta: el operario debe pedalear cada cierto tiempo para crear energía para que la maquinaria pueda trabajar.

Inspirado por el amor que Chris Gibbs sentía por la ingeniería desde su infancia, se resolvió de manera sencilla: el obrero se movería por el nivel bajo un planteamiento clásico de plataformas mientras acciona distintos apartados de la máquina, arreglaba desperfectos o generaba energía mediante la mencionada bicicleta.

Lucas Arts decidió entonces añadir su granito de arena al incluir figuras de sus licencias más famosas (Indiana Jones, Darth Vader, Storm Troppers…) como el producto a fabricar, además de añadir la posibilidad de seleccionar una obrera pensando en las posibles jugadoras y en la creciente población de mujeres trabajadoras. Así fue como renombraron Fixit bajo el título de Night Shift.

Como podéis ver por los videos el concepto es muy sencillo, pero si tenemos en cuenta el año en que se lanzó (1990), además del tipo de juegos y máquinas que había por aquel entonces, nos encontramos con un título muy complejo y completo. Los niveles son un auténtico delirio de máquinas, poleas, palancas, botones, pintura y mala leche.

Pocos juegos como éste supieron aunar a la vez lógica, habilidad y reflejos. Actualmente, y debido a su planteamiento, sería carne de XBLA o PSN. Se versionó con bastante éxito a MS-DOS, ZX Spectrum, Amstrad CPC, Commodore 64, Amiga y Atari ST. Tristemente, hoy día casi lo hemos olvidado. Sirva este Retro Gamikia de homenaje.