Los co-fundadores más famosos y polémicos de Infinity Ward, **creadores de la saga Modern Warfare** y encargados de devolver a Call of Duty todo el prestigio mermado durante años, vuelven a denunciar a Activision. Para poner un poco al día a los lectores, Activision cuando adquirió el estudio de desarrollo Infinity Ward hicieron una **limpieza de personal desproporcionada** e inentendible dado los éxitos que estaban cosechando. Algunas de las cabezas que rodaron fueron Jason West y Vince Zampella que además de ser co-fundadores del estudio, eran dos de los máximos responsables de los títulos.

Muchas han sido las demandas emitidas por esta pareja de desarrolladores, pero en este caso parece que **están llegando más lejos que nunca**. Parece que ahora están recriminando un incumplimiento de contrato por parte del gigante estadounidense a al hora de adquirir el estudio. En caso de que ganen los damnificados puede verse un **cambio de posesión en el derecho de publicación de juegos de la saga Modern Warfare**.

Nos quedan largos meses de negociaciones por parte de los juzgados estadounidenses hasta que consigamos conocer la resolución de todo esto. Sea quienes sean los ganadores del pleito veremos si los usuarios son los que realmente pieden Modern Warfare.