Seguramente El Puño de la Estrella del Norte (Fist of the North Star en USA, Hokuto no Ken en Japón) os sea conocido por el manga creado por Buronson y Tetsuo Hara (1983) o por alguna de sus múltiples adaptaciones anime. También hace poco tuvimos la suerte de recibir en España, contra todo pronóstico, Ken´s Rage para las actuales consolas de sobremesa.

El argumento de la serie es sencillo y bebe de films como Mad Max (George Miller, 1979) o 1997: Rescate en Nueva York (John Carpenter, 1981) pero siempre girando en torno a las artes marciales y la violencia más explicita y caricaturesca: tras la Tercera Guerra Mundial la Tierra es poco más que un páramo yermo donde vivir es un infierno y la humanidad está oprimida por unos pocos que controlan los escasos bienes que quedan. Kenshiro (el protagonista) se pondrá al servicio de los más necesitados ya que es el heredero de una de las técnicas de combate más poderosas que existen: el Hokuto no Ken.

El éxito de la saga desde su creación es algo constatable si tenemos en cuenta cientos de adaptaciones y series que se han realizado (tanto en anime como en manga) e incluso una película de imagen real protagonizada por Gary Daniels y dirigida por Tony Randel en 1995 (realmente pésima). No son pocos los videojuegos que forman parte de la historia de El Puño, así que como no podía ser de otra manera vamos a repasar la extensa lista que forma esta violenta serie, abarcando géneros tan dispares como la lucha o el pachinko (una especie de pinball-tragaperras).

Hokuto no Ken (NES, 1986)

Para Famicom/NES contamos con cuatro títulos muy distintos entre sí todos producidos por Shoei systems. Los dos primeros fueron lanzados en 1986 y 1987 y son de acción con avance lateral (como Vigilante o Kung-Fu) sin más complicaciones y sólo el segundo (subtitulado “La leyenda del salvador del fin de siglo”) salió en EE.UU. Temática sencilla y funcional del gusto de la época en que fueron lanzados. El tercero (1989) y el cuarto (1991) son RPG clásicos al más puro estilo Final Fantasy: luchas por turnos, menús, exploración con vista aérea, magias, pócimas, etc. Ninguno de ellos salió de Japón pese a su calidad y al estar en japonés jugar por emulación es poco menos que doloroso.

En Super Famicom/SNES nos encontramos ya el 5 título de la serie (con el subtítulo “La leyenda del meteoro demoníaco”). Sigue con el estilo de los últimos juegos de NES manteniendo el sistema de RPG resultando un juego largo, divertido y muy aceptable a nivel técnico.

Hokuto no Ken 6 : Gekito Denshoken Haō e no Michi (SNES, 1992)

Las entregas siguientes lanzadas en 1992 y 1993 (la sexta y la séptima respectivamente) se convierten en sendos juegos de lucha a la sombra del boom generado por franquicias como Street Fighter o Mortal Kombat. El primero es más vistoso con unos mejores gráficos mientras que el siete (el último de la serie en usar numeración) se desmarca en jugabilidad. En general ninguno pasa de correcto ya que existen opciones muy superiores y con más posibilidades dentro de los 1vs1 para SNES.

Por supuesto para las consolas Sega también tuvimos ración de Hokuto no Ken aunque en menor medida. En Master System fue lanzado en julio de 1986 pero sufrió varios cambios al lanzarse en Europa debido a su violencia explícita y para ahorrar dinero en licencias: pasó a llamarse Black Belt, se cambió a Kenshiro por un luchador ataviado con un kimono y un cinturón negro (de ahí el título), así como los escenarios, la música y los sprites, desapareciendo también todo el gore del original.

El resultado fue un juego muy triste del estilo de los primeros juegos de NES (acción de desplazamiento lateral) sin ningún encanto. En cierto modo es comprensible que quisieran ahorrar en el tema de las licencias puesto que por aquel entonces en Europa nadie aún conocía El Puño.

Last Battle (Sega Megadrive, 1989)

Algo parecido ocurre con la entrega de Megadrive subtitulada en Japón “La leyenda del salvador del fin de siglo”: para su lanzamiento en Europa en julio de 1989 fue renombrado Last Battle y los personajes fueron cambiados, suprimiendo además toda la violencia y cualquier referencia al manga, pero al menos mantenía diseños y ambientación del original, a diferencia de lo ocurrido en Master System.

Banpresto lanzó otro más inspirado en la serie para Sega Saturn en 1996, presentándonos una videoaventura en plan “piedra, papel o tijera” en la que los combates se desarrollan por turnos ayudados por QTE (Quick Time Events o secuencias de botones con un tiempo determinado de respuesta). Este era un género muy de moda en Mega CD o en Phillips CD-i, pero lo cierto es que esta entrega fue un auténtico fracaso: PlayStation era la reina del mercado y la era poligonal había llegado.

Existen más entregas pero quizá sean menos importantes o corrieron peor suerte, como las versiones de NEC PC y Fujitsu FM. Otro ejemplo es el pésimo capítulo para Game Boy clásica (1989), precursor de los títulos de lucha para SNES pero de una calidad ínfima, pasó sin pena ni gloria en el mastodóntico catálogo de la pequeña de Nintendo. Mención especial merecen las dos aventuras lanzadas para la Playstation primigenia (1996 y 2000) de muy buena factura técnica y que nos presentaban unos street brawlers en 3D muy parecidos a lo que es ahora Ken´s Rage , aunque lamentablemente no llegaron a Europa. Existe también un juego para móviles (Hokuto no Ken Mobile) del 2003 del que no he podido encontrar una imagen pero por el año de lanzamiento os podéis hacer una idea de lo limitado que era y lo que podía ofrecer.

Hokuto no Ken (arcade/PS2, 2005/2007)

Contemporáneo a la entrega para móviles son los Sega Ages (una recopilación de remakes de títulos antiguos de la compañía). Existe uno que “homenajea” a los originales de Megadrive/Master System. Pongo entre comillas homenaje porque si bien en los 80/90 los originales eran divertidos y tenían su encanto estas actualizaciones no venían si no a enterrar la (poca) buena reputación de estos títulos. Algo que no ocurre con la versión arcade de Sega en la que nos encontramos un excelente juego de lucha 1vs1 en 2D gracias al saber hacer de la gente de Arc System Works (Guilty Gear): grandes luchadores, fluido, divertido y vistoso. Una gran entrega que fue adaptada a PS2 en 2007.

Dada la fama de que goza “El Puño” en Japón no es de extrañar que aparecieran cosas de lo más freak como typing games y juegos de pachinko. Los primeros son una serie de videojuegos en los que has de mecanografiar rápidamente unos comandos usando un teclado (quizá recordéis Typing of the Dead para PC, Sega Dreamcast y PS2) contando con cinco juegos de este tipo lanzados desde 1999 hasta 2004 para PC y Mac.

Los juegos de pachinko (una especie de tragaperras con bolitas que caen a un laberinto circular y que debemos dirigir a un hueco para lograr un premio) vuelven locos a los japoneses y podemos encontrarlos de todas las series de anime o videojuegos y en todos los formatos (tanto físicos como para consolas). Hokuto no Ken no iba a ser menos: existen diez entregas virtuales lanzadas desde 2004 hasta 2007 para PS2, Nintendo DS, PSP y Wii, aparte de los cientos de modelos “reales” que podéis encontrar en salones por todo Japón.

Jissen PachiSlot Pachinko Hisshō Hō! Sammy’s Collection Hokuto no Ken (Wii, 2007)

Los llamados Punch-Mania son otro tipo de arcade bastante peculiar: algo parecido al Whack´a Mole pero usando nuestro puños para atacar a distintos objetivos, es decir, como las máquinas que hay en cualquier feria que has de golpear para comprobar cuán fuerte eres pero ambientado en el universo Hokuto no Ken. Existen dos entregas lanzadas en el año 2000 y sólo la primera llegó a EE.UU. Aún tenemos alguna que otra rareza más como el MMORPG lanzado en Japón (Hokuto No Ken Online) en 2007 para PC de escaso éxito y calidad.

También existe una “extraña” entrega para Nintendo DS de 2008 (Hokuto no Ken: Hokuto Shinken Denshōsha no Michi) que no es otra cosa que una sucesión de imágenes estáticas en las que debemos pulsar una serie de zonas concretas con el stylus simulando que golpeamos los puntos vitales del enemigo, al más puro estilo Rythm Paradise.

También portátil tenemos Hokuto no Ken Raoh Gaiden: Ten no Haoh (PSP, 2009): un juego de lucha en el que el protagonista es Raoh, uno de los villanos de la serie original y hermano de Kenshiro. No pasa de discreto y correcto sobre todo por un sistema de control un tanto extraño. Por último destacar que aparecen varios personajes de la serie en Jump Ultimate Stars: un juego de peleas para Nintendo DS que mezcla personajes de varios universos de la famosa editorial japonesa (como Dragon Ball o Naruto).

Por ahora la última adaptación del manga ha sido Fist of the North Star: Ken´s Rage para PS3 y Xbox360. Llamada en Japón Hokuto Mosou es una adaptación de la serie Dinasty Warriors (Shin Sangokumusou en Japón, de ahí el nombre) de sobra conocida por todos: batallas masivas de un personaje contra miles de enemigos en escenarios abiertos y algo de aventura. Cabe destacar un modo de juego en el que podemos jugar con varios personajes más aparte de Kenshiro. Un juego correcto y divertido si te gusta el manga original y la serie Dinasty Warriors.

Como veis, la relación entre el manga y los videojuegos viene de lejos. No podemos negar que Hokuto no Ken lleva dando guerra desde hace años con títulos de todos los géneros y de todas las calidades. Treinta y seis entregas de ocio electrónico, pachinko, pinball, juegos de cartas y similares, adaptaciones cinematográficas, novelas, mangas, etc. Este gran curriculum está al alcance de muy pocos.