Los meses previos a la mayor feria del ocio electrónico, el E3, son ya famosos por las idas y venidas de los rumores. Ahora tenemos que anunciar la mala noticia de que Bungie, una de las desarrolladoras que más secretismo está generando alrededor de sus nuevos juegos, **no acudirá finalmente a la feria estadounidense**. Si hace unos meses sorprendía con la noticia de su desvinculación de Microsoft para unirse a Activision, ahora han conseguido que las expectativas generadas en su próximo proyecto aumenten.

La buena noticia es que **Activision no está forzando con plazos inaguantables** a la experimentada desarrolladora como ocurre con otras de sus afiliadas. No podemos olvidar que Bungie ha demostrado en estos últimos años que es capaz de dar la talla cuando se la deja trabajar. El **acuerdo entre Activision y Bungie** a diez años es ambicioso y no tienen prisa por sacar al mercado el juego ni por dar detalles del mismo. Mediante un comunicado indicaban que simplemente no era momento para desvelar lo que tienen entre manos.

Muchos son los rumores generados alrededor de esta nueva creación del estudio, donde **esperamos poder encontrarnos con un título a la altura de Halo**. Aunque su sombra sea alargada son muchos los recursos de los que disponen. Tendremos que esperar para ver qué es lo que pueden hacer después de su etapa de la saga Halo.